B-Flow: microfluídica con “organ on a chip”

El Instituto de Investigación Sanitaria Santiago y la Universidad de Santiago de Compostela acaban de crear B-Flow, una spin-off que ofrece soluciones de microfluídica, utilizando “organ on a chip”. Realizan el diseño personalizado y fabrican por tecnología láser un chip con microcanales sobre los que se puede realizar cultivo celular y a los que se aplica una simulación de flujo. Esta tecnología permite probar las moléculas y fármacos en unas condiciones muy similares a las de un ser vivo, por lo que, empleada antes de pasar el test en animales, permite identificar los mejores candidatos a superar este test. De este modo reduce y racionaliza el tiempo de investigación, los costes y el número de animales de experimentación.

El uso de “organ- on-a-chip” personalizadas permite ofrecer gran variedad de opciones de diseño de microcanal y materiales empleados sin necesidad de realizar prototipos.

Video