Idean un caminador robotizado para que los menores con discapacidad severa puedan hacer ejercicio en casa

Médicos rehabilitadores del Hospital Sant Joan de Déu, en colaboración con la Universitat Politècnica de Catalunya y la Unidad de Apoyo a la Innovación que la Plataforma ITEMAS tiene en el centro médico, han ideado un caminador robotizado asequible para todas las familias y que además se puede instalar en casa. Se trata de un dispositivo para que los niños con discapacidad severa y crónica puedan ejercitar las extremidades inferiores sin necesidad de salir de su hogar. 

El caminador se compone de una estructura rígida, una suerte de cinta de correr como la de los gimnasios, y de unos sensores que monitorizan la marcha del paciente. De este modo, se pueden conocer variables como la zancada, la velocidad o el tiempo de marcha del menor. El profesional sabe así qué uso está haciendo cada paciente del aparato. 

Las ventajas derivadas del uso del caminador son varias: Mejora la circulación sanguínea, aumenta la calcificación de los huesos y disminuye el riesgo de fracturas. Además, estimula psicológica y socialmente al niño/a. 

El dispositivo lleva incorporado un software que permite al paciente visualizar juegos. De este modo, se gamifica la actividad de la marcha. 

Material audiovisual