Inventan un dispositivo que transforma un laringoscopio convencional en un videolaringoscopio

El Instituto de Investigación Sanitaria de la Fe y el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) han desarrollado un dispositivo que permite transformar un laringoscopio convencional en un videolaringoscopio.

El dispositivo, denominado Cleverscope, es una pieza formada por material plástico de escaso volumen además de un peso reducido, que se acopla en el extremo distal de la hoja de cualquier laringoscopio. Sus características permiten que el dispositivo tenga una alta portabilidad.

“La idea de Cleverscope es poder transformar cualquier laringoscopio en videolaringoscopio, y poder usarlo en cualquier situación donde se necesite asegurar la vía aérea, ya sea de forma programada, en una situación de emergencia o incluso en aquellas situaciones donde hay poco espacio como una ambulancia, ya que no requiere del soporte habitual que es voluminoso ni requiere de un monitor grande que es más difícil de transportar”, explica Lucas Rovira, Doctor en Medicina, Especialista en Anestesiología e investigador de la FIHGUV, colaborador del IIS La Fe.

Para Vicente Ruedas, del Departamento de Diseño e Inyección AIMPLAS, “los retos han sido sobre todo poder fusionar y adaptar la cámara a la pala del laringoscopio. Para ello hemos combinado diseño con fabricación, realizando diferentes conceptos y probándolos”.

Este dispositivo hará posible la generalización de esta tecnología gracias a su bajo coste económico. Además, Cleverscope tiene una alta portabilidad, lo que permite su uso en multitud de lugares y situaciones.

“Hay muchos videolaringoscopios en el mercado, pero la mayoría no son reutilizables y, los que sí lo son, pueden llegar a costar 14.000 euros. Con Cleverscope, aunque aún no se ha fijado el precio de mercado, pensamos que puede ser incluso 100 veces inferior”, asegura el Dr. Lucas Rovira.

Cleverscope está fabricado con materiales de grado médico biocompatible y soporta la conexión con smartphones o tablets, este dispositivo podrá dotar de visión a cualquier laringoscopio convencional. Actualmente está patentado a nivel internacional y transferido a una empresa para su puesta en el mercado.

 

Material audiovisual