Prueban en animales la eficacia de una membrana quimioterápica que se aplica en el lecho quirúrgico.

El Hospital Sant Joan de Déu en Barcelona y la Universitat Politècnica de Catalunya, a través de su spin off Cebiotex, han desarrollado una membrana textil con quimioterapia que se puede aplicar en la herida interna que queda al extirpar el tumor y que se biodegrada en cuatro meses. Se ha testado con éxito in vitro y en modelos animales. El siguiente paso es dar el salto a un Ensayo Clínico de Fase I, esto es, con personas.

La membrana permite asegurar con más precisión los márgenes de la zona donde se extrae el tumor. El textil, cargado con un agente quimioterápico que se libera de forma controlada, termina de anaquilar las células cancerígenas que puedan quedar en el lecho quirúgico.

Además, el apósito actúa durante el postoperatorio, cuando no se puede aplicar ni quimioterapia ni radioterapia de forma externa porque el paciente está aún convaleciente. En algunos casos, la membrana textil podría llegar a ahorrar la quimioterapia, con lo que se evitarían los efectos secundarios asociados a ésta, especialmente dañina en los menores.

Material audiovisual