Sello Código Amable

- Dos servicios hospitalarios de cada hospital del Servizo Galego de Saúde reciben cada año el sello Código Amable - 

"Que cuando el paciente salga del hospital, tenga la sensación de haber recibido 'un buen servicio'". Es el leitmotiv del proyecto de humanización de la atención al paciente en los centros pertenecientes al Servicio Gallego de Salud (SERGAS) bautizado como Código Amable y desarrollado con apoyo de la Unidad de Apoyo a la Investigación de la Plataforma de Innovación en Tecnologías Sanitarias y Médicas (ITEMAS) del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS).

Cada año, el Servizo Galego de Saúde, otorga el Sello Código Amable a dos servicios de cada hospital de Galicia.

Los hospitales del SERGAS han definido e implementado un modelo de evaluación que trata de fomentar y asegurar el desarrollo de unos servicios sanitarios centrados en el paciente.

El modelo identifica los elementos que satisfacen las necesidades y expectativas de los pacientes y familiares en consultas externas y en pruebas diagnósticas, para que el personal del centro pueda atenderlos maximizando la satisfacción del paciente y generando en él, una fuerte sensación de “buen servicio”.

- Innovación al servicio de la mejora continuada de la atención al paciente -

La iniciativa Código Amable se centra en la atención ambulatoria, por ser el servicio más frecuentado.

Para la implantación de este proyecto en todos los centros sanitarios del SERGAS, se realizó una primera experiencia en 2015, en el área sanitaria de Santiago, en varias fases; una primera, de lanzamiento y diseño.

Para el desarrollo del modelo, se utilizó la metodología Lean Health Care, apoyada en herramientas cualitativas que facilitan el encuentro entre pacientes, profesionales y directivos, e incorporan a la gestión, factores que provienen de la experiencia de los ciudadanos y pacientes.

“Buscamos opinión de distintos colectivos, de distintos grupos de pacientes: Personas mayores, de mediana edad y pequeños. Sus necesidades y expectativas eran diferentes, pero en algo coincidían todos: En la importancia que daban a la información que recibían por parte de los profesionales sanitarios, a la amabilidad y a la accesibilidad a las consultas, a los espacios donde se hacen pruebas diagnósticas o, incluso, el hecho de aparcar en el hospital”, explica Beatriz País, subdirectora de Calidad de la Gestión Integrada en Santiago.

Definido el modelo, comenzó su implantación y, actualmente, está funcionando en todos los hospitales del SERGAS. Cada año, se acreditan dos servicios con "el sello" Código Amable en cada centro hospitalario del Servizo Galego de Saúde.

La evaluación continua permite a los hospitales, detectar sus fortalezas y debilidades e implementar acciones de mejora continuada, así como analizar su evolución en el tiempo, y compararse con otros centros.

Código Amable