Nuevo dispositivo médico contra la arritmia cardíaca

Corify Care, una spin-off del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Gregorio Marañón, ha obtenido 1 millón de euros del CDTI para el desarrollo de ACORYS, un dispositivo médico para el tratamiento de la arritmia cardiaca.

ACORYS permite mejorar la eficacia y el tratamiento de la fibrilación auricular de manera no invasiva. La compañía de Andreu Climent ya ha validado su tecnología mediante ensayos clínicos en más de 150 pacientes entre el Hospital Gregorio Marañón y el Stanford Hospital de los Estados Unidos. Y aspira a tener este producto en el mercado en 2023.  

Video