Noticias

Aragón participa en un estudio que detiene el avance del cáncer

La revista científica Nature publicó la semana pasada, el hallazgo que permite bloquear la progresión de los tumores cancerígenos y metástasis y en el que Aragón ha contribuido en gran medida.

Los investigadores de la Universidad de Zaragoza, Ángel Lanas y Federico Sopeña, así como el Hospital Clínico y el Instituto de Investigación Sanitaria (IIS) de Aragón, han colaborado estrechamente en este estudio.

El trabajo permitirá desarrollar nuevas estrategias que, por primera vez, definirán los estados de transición tumoral en la progresión de la enfermedad. Los resultados de este estudio, liderado por la Universidad Libre de Bruselas, tiene además implicaciones muy importantes para la respuesta de estas células a la quimioterapia y la radioterapia.

Ievgenia Pastushenko, licenciada y doctorada en Medicina por la Universidad de Zaragoza y especializada en Dermatología en el hospital Clínico, es la primera autora de esta investigación. Pastushenko y el resto del equipo, utilizaron un modelo avanzado de ratón genéticamente modificado para sufrir cánceres de piel y mama.

Mediante el cribado de cientos de anticuerpos monoclonales y realizando secuencias de ácido ribonucleico (ARN) de células individuales, los autores descubrieron la existencia de, al menos, siete subpoblaciones tumorales «diferentes» en estos tumores que representan diferentes estados.

Esas subpoblaciones son responsables de la metástasis en el carcinoma de células de tipo escamoso como el de piel, el segundo cáncer más frecuente en todo el mundo; el cáncer de mama, los cánceres más frecuentes en las mujeres; o el cáncer de esófago, una patología más rara pero más letal que los otros.

«Los tumores no son homogéneos en su composición, sino que hay diferencias entre diferentes células dentro de un tumor dado», matizaron los autores. Estas diferencias tienen implicaciones «importantes» para el diagnóstico, el pronóstico y la terapia de pacientes con cáncer.

Genes / Pastushenko trabaja ahora en Bruselas en el laboratorio del profesor Cédric Blanpain, líder mundial en el campo de investigación en células madre y cáncer.

El estudio permitirá ofrecer tratamientos más personalizados a los pacientes, así como avanzar en diversas líneas de investigación relacionadas con la materia.

Además, el hallazgo ha conducido a la identificación de la red de genes que controlan los diferentes estados de transición. La identificación de estos diferentes estados de cambio tumoral presentan características funcionales diferentes como son proliferación, invasión y potencial metastásica. En una amplia gama de cánceres de ratón y humanos han demostrado tener implicaciones «muy importantes» para desarrollar nuevas estrategias que impidan el avance del tumor y la metástasis.