Dispositivos para la inserción, extracción y fijación del injerto en una Mosaicoplastia de Tracción

Desarrollado por: IBIMA. Instituto de Investigación Biomédica de Málaga

Descripción

La mosaicoplastia convencional nació para tratar defectos condrales u osteocondrales de pequeño tamaño, reemplazando el cartílago dañado y hueso subcondral por uno o más injertos osteocondrales autólogos. Esta técnica presenta los siguientes inconvenientes:

  • Utilizar una zona sana para tratar otra enferma, con la consiguiente morbilidad que puede suponer para la primera.
  • El instrumental utilizado no dispone de ningún sistema de guía que permita conservar la perpendicularidad respecto a la zona en la que se está trabajando.
  • Mantener esa perpendicularidad es fundamental para evitar la posible rotura de los cilindros (injertos) a implantar.
  • La inserción del injerto se realiza mediante percusión, es decir, el sensible tejido condral a implantar se introduce golpeándolo, pudiendo provocar daños en la viabilidad celular y un menor éxito de intervención, según estudios realizados a tal efecto.
  • Una vez iniciada la inserción no es posible extraer el injerto, por ejemplo, para su reposición

Aplicaciones

  • Se evita golpear la delicada superficie condral del cilindro, de forma que su implantación se hace traccionando desde el exterior de la rodilla y no golpeando desde su interior.
  • La técnica incorpora la utilización de una guía que mantiene en todo momento la necesaria perpendicularidad respecto de la zona que estamos tratando. Así se consigue que la técnica sea más reproducible.
  • Permite tanto introducir el injerto como extraerlo para casos de reposición del mismo, por ejemplo.

Estado de protección

Esta tecnología está protegida mediante patente.

Cooperación que se desea

El grupo de investigación busca un acuerdo de licencia de explotación y/o colaboración.
Estado:
Transferible
Tecnología sanitaria:
Materiales y Dispositivos